• Blog
  • Training
  • Gestión del CO2 –Huella de Carbono

    La principal actividad dentro de la gestión del CO2 es el cálculo de la huella de carbono. Con este cálculo se cuantifican las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por una organización, evento o producto de forma directa o indirecta y se identifican las posibilidades de reducción tanto en emisiones como en costes.

    Beneficios del cálculo de la huella de carbono

    • Permite cuantificar las emisiones de GEI de una actividad y, en consecuencia, tomar medidas para reducirlas, optimizando los recursos y reduciendo el impacto medioambiental de la actividad.
    • Al estar expresada en kg CO2 equivalente, permite la comparación de las huellas de carbono de diferentes actividades.
    • Reduce los costes energéticos, lo que que, a su vez, implica un ahorro económico y la mejora de la imagen corporativa, la productividad, la competitividad y una sensibilización hacia el respeto del medio ambiente.

    Normas o metodologías internacionales

    Las metodologías más utilizadas son:

    • PAS 2050: desarrollada de forma conjunta por el Carbon Trust y el Gobierno del Reino Unido, fue creada con el fin de especificar los requisitos para la evaluación de las emisiones de gases de efecto invernadero en el ciclo de vida de bienes y servicios. Tiene en cuenta la categoría de impacto de calentamiento global y las emisiones de GEI se miden en masa y se convierten a CO2 equivalente usando los coeficientes que propone el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático).
    • GHG Protocol: desarrollada por el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y el World Resources Institute (WRI), en conjunto con empresas y ONG, permite a las compañías desarrollar inventarios sencillos y fiables. La tipología de herramientas varía en función del sector industrial en el que se vayan a aplicar.
    • ISO 14067: especifica principios, requisitos y pautas para la cuantificación y comunicación de la huella de carbono de un producto (PPC), basadas en las Normas internacionales sobre evaluación del ciclo de vida (ISO 14040 e ISO 14044) para la cuantificación y en las etiquetas ambientales y Declaraciones (ISO 14020, ISO 14024 e ISO 14025) para la comunicación.

    Como se calcula la huella de carbono

    Para contabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se usan factores de emisión. Los factores de emisiones están divididos en cuatro categorías: material, maquinaria, transporte y energía. Permiten convertir los datos de una actividad en emisiones estimadas. Así pues, las emisiones de GEI se calculan:

    Emisiones GEI = datos de la actividad x factor de emisión

    Los datos de actividad se expresan, por ejemplo, en litros de combustible utilizados o en número de kilómetros recorridos y los factores de emisión generalmente se expresan en kg CO2 equivalente por la unidad de la actividad analizada.

    La huella de carbono se obtiene al sumar la totalidad de los GEI emitidos por el sistema estudiado y está expresada en kg CO2 equivalente.

     

    TEMA (Territorio y Medio ambiente S.A) ofrece herramientas y asistencia para el cálculo de la huella de carbono de tu entidad, producto o actividad. Para ello se aplican las metodologías y normas internacionales más reconocidas: y se aplican los factores de emisión más adecuados para cada fuente de emisión y para cada sector de actividad. Todos ello, con el soporte de Softwares profesionales que contienen las bases de datos de factores de emisión más actualizadas y valoradas.